Indecente decisión política del Gobierno de Extremadura

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | El Consejo de Gobierno de 25 marzo de 2011 aprobó un decreto por el que se denegó la segregación de la entidad local menor de Guadiana del Caudillo para su constitución como municipio independiente de Badajoz porque la denominación propuesta para el nuevo municipio era contraria a lo dispuesto en la Ley 52/2007 por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura.

No obstante, conservaba la validez de las actuaciones practicadas en la tramitación del expediente, de modo que la corrección del motivo de rechazo permitiría la reanudación del mismo sin necesidad de reiterar la realización de aquellos trámites que se hayan ajustado al ordenamiento jurídico.

Cinco días después, 30 de marzo, el DOE publicaba el Decreto 35/2011 por el que se denegaba dicha segregación, en el que podemos leer: “Asimismo se ha recabado dictamen del Consejo Consultivo al establecer el artículo 13.1.i) de la Ley 16/2001, de 14 de diciembre, el carácter preceptivo de la consulta para los expedientes que se tramiten por las Administraciones Públicas que versen sobre creación, supresión o alteración de los términos municipales. El carácter preceptivo del Dictamen se contiene asimismo en el artículo 13.1 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local y en el artículo 9.4, del Real Decreto Legislativo 781/1986, de 16 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de régimen Local”.

El Consejo de Gobierno de 17 de febrero de 2012 ha aprobado el expediente de segregación de Guadiana del Caudillo como municipio independiente de la ciudad de Badajoz, a la que pertenecía hasta ahora como entidad local menor. El denominado Gobierno de Extremadura informa: “El acuerdo del Gobierno se sostiene en el preceptivo informe emitido en su día (14 de enero de 2011) por el Consejo Consultivo de Extremadura en el que se consideraba “acreditado el cumplimiento de los requisitos exigidos por la legislación vigente para la segregación parcial de un término municipal para la constitución de otro municipio, por lo que no existe ninguna razón para oponerse a la propuesta de segregación de Guadiana del Caudillo” y revoca, por tanto, el decreto de 35/2011 de 25 de marzo por el que el anterior gobierno denegaba la segregación a la entidad local al entender que la denominación “Guadiana del Caudillo” vulneraba los artículo 1 y 15.1 de la conocida como Ley de la Memoria Histórica”.

El Dictamen nº 12 de 13 de enero de 2011 del Consejo Consultivo de Extremadura(CCEX) sobre segregación de la Entidad Local Menor de Guadiana del Caudillo para su constitución en municipio independiente de Badajoz recoge: “En definitiva, se justifica que está garantizado que tanto la población del nuevo municipio como del municipio matriz dispondrán del mismo nivel de servicios que, de forma efectiva, vienen disfrutando en la actualidad, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo. Y así lo corrobora el hecho de que, desde hace varios años, se vengan prestando tales servicios, de forma independiente, en Badajoz y en Guadiana del Caudillo”.

Es decir, el CCEX se pronuncia sobre si están o no garantizados los servicios para los vecinos como hasta la actualidad, al menos, sobre la base de las leyes vigentes. Sin esta garantía el Consejo de Gobierno del 25 de marzo de 2011 no habría abordado el asunto. El CCEX no entra en valoraciones sobre nombres o apellidos del nuevo municipio; quién tiene que hacerlo es la Junta de Extremadura a la hora de aprobar o no el expediente.

Días antes de abordar la Junta este asunto, el editorial del periódico Extremadura “A vueltas con el Caudillodenunciaba: En la práctica, el alcalde pedáneo está poniendo excusas de todo tipo para no cambiar el nombre (que si no le ha informado el Consejo de Consultivo, ni la Diputación, que si hay que preguntar a los vecinos), cuando como responsable político debería saber que hay una ley, la de la Memoria Histórica, que está por encima de esos informes, y que establece que los nuevos municipios --y Guadiana lo sería tras su independencia-- no pueden llevar nombres del franquismo. Preocupa que Pozo no lo sepa. Preocupa más que el PP apoye esas demandas”.

Al final el presidente Monago ha tomado la indecente decisión política de permitir que el nuevo municipio de Extremadura lleve nombre franquista. La coartada del dictamen del CCEX agrava su posición política de mantener “del Caudillo”.

Acogeremos bien a quienes desde fuera nos manifiesten sentir vergüenza y repudio ante tal indignidad y falta de respeto a las víctimas del genocida, Franco. Y a los de aquí le pedimos que exijan permanentemente a Monago el debido respeto por la memoria histórica

Víctor Rodríguez Corbacho
Natural de Guadiana del Caudillo

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 396 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us