Moción de censura, facturas

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | "Las mociones de censura se presentan, no se anunciandecían el pasado 24 de marzo los dirigentes del PSOE murciano. Acababan de presentar una contra el presidente del Gobierno de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Y en los mismos términos se expresó el pasado 15 de diciembre el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Badajoz, Ricardo Cabezas, ante la prevista moción de censura al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso.

Ese modus operandi se empleó en la Asamblea de Extremadura en la sesión plenaria de 7 de mayo de 2014 en el desarrollo del único punto del orden del día: Debate sobre la orientación política general de la Junta de Extremadura. En aquella sesión el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Guillermo Fernández Vara, anunció que iba a presentar una moción de censura al presidente de la Junta, José Antonio Monago, “porque las cosas no van bien, es lo que creo que en estos momentos procede y lo que le debo a esta región”.

Monago ante el anuncio de Vara replicó con cierto frenesí (11 veces dijo moción de censura en escasos minutos) y para la hemeroteca aquella singular expresión: “Qué pena, qué pena, qué decepción. Si quieren hablamos y, si no, moción de censura. ¡Ay, dios mío!”. Pedro Escobar, en calidad de presidente del Grupo Parlamentario Izquierda Unida- Verdes, preguntó de forma retórica ¿por qué se presenta una moción de censura sin tener la mayoría para ganarla?; por electoralismo, se contestó. El presidente de Grupo Parlamentario Mixto, Agrupación de Diputados Regionalistas del PREx-CREx , Damián Beneyto, no dijo nada en su intervención sobre la moción de censura anunciada. Por último, el portavoz del grupo parlamentario popular, Miguel Cantero Calvo, la calificaba de “indigna, electoralista y de miserable presentación pública” Le pasará-sin duda- factura al Partido Socialista, fue su deseo y premonición.

El debate y votación de la moción de censura tuvo lugar el 14 de mayo, y la resultante fue 30 votos a favor (PSOE (28) y Regionalistas (2), 3 abstenciones (IU) y 32 en contra (PP).

En las elecciones autonómicas celebradas al año siguiente, 24 de mayo de 2015, el PSOE pasó de 28 a 30 diputados, el PP de 32 a 28, IU de 3 a ninguno, y entraron en el parlamento Ciudadanos con una diputada y Podemos con seis. La factura que predijo Cantero, bien parece que tuvo como damnificados a PP e IU.

Ahora que Unidos Podemos anuncia moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy, uno de los actores que validó la moción de censura de Vara a Monago, Alfredo Pérez Rubalcaba, manifiesta que cuando uno quiere presentar una moción de censura y sacarla adelante lo que hace es, “primero dialogar y luego anunciarla”, y que eso lo sabe hasta Pablo Iglesias. “¿Se ha creído que somos tontos?”, añade Rubalcaba.

Por su parte, Vara dice que Pablo Iglesias está preocupado de su problema de copar la actualidad y abrir los telediarios en lugar de los problemas de los españoles, del país. Palabras de Vara que nos recuerdan las que Monago le dirigió en aquella sesión del anuncio de moción de censura: “Usted ha tenido la feliz idea de presentar una moción contra la recuperación del progreso del conjunto de los extremeños”. Al PP solo le faltó calificar la iniciativa de “mala fe”.

Calificativo empleado ahora por el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ante la moción de censura de Unidos Podemos, y que sumado a otros calificativos parecen pretender desvirtuar su valor político, que está en la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Extremadura, artículos 113 y 29, respectivamente. Allí recogen que el Congreso de los Diputados y Asamblea de Extremadura, “puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura”.

Entonces era posible un gobierno alternativo al de Monago y ahora es absolutamente imposible otro al de Rajoy, defiende ahora Vara. En 2014 se acuñó que el PSOE sabía que si IU no desaparecía del Parlamento extremeño ellos no recuperarían la Junta, y que la moción de censura perseguía también ese objetivo. La moción de Vara fue cobrada en 2015, y dos por el precio de uno que diría un castizo.

Las próximas urnas generales también traerán facturas de la moción de censura de Unidos Podemos, sin duda. Pero ni Unidos Podemos ni el PSOE van a desparecer. Todos lo sabemos. Otra cosa es que algunos estén en la dinámica de muerte política de uno de los dos. Por el momento, CCOO ve con simpatía la moción de censura de Unidos Podemos porque el Parlamento debe ser una caja de resonancia de los principales problemas de esta sociedad. Los damnificados, facturas, el tiempo lo dirá.

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 3571 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us