Carcedo defiende "con un sí rotundo" la necesidad de regular la eutanasia

España

www.nosolomerida.es | La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha defendido que "es necesario despenalizar la ayuda prestada para morir y legislar para preservar que la decisión es autónoma, libre y justificada por la situación de padecimiento de la persona".

Carcedo, ha inaugurado la jornada de debate sobre la eutanasia, organizada por el Colegio de Médicos de Madrid.

La ministra ha defendido "con un sí rotundo" la necesidad de regular la eutanasia. Ha asegurado que "la condición humana es inseparable de la enfermedad, el dolor, el sufrimiento y, finalmente, la muerte" y ha recordado que "la práctica médica empieza por aceptar la finitud humana".

"El paciente es la razón de ser del sistema sanitario y sus profesionales. Debe ser tratado como un ser humano, no como una enfermedad", ha insistido. En este sentido, la ministra ha recordado que hay personas que se enfrentan a situaciones vitales con un pronóstico irreversible de muerte. "Son situaciones que no tienen posibilidad de mejora si no es a cambio de prolongar y exacerbar el sufrimiento", ha explicado la ministra, que ha asegurado que "el Gobierno tiene el deber de ponerse en el lugar del otro".

La ministra ha defendido "una ley que reconozca un nuevo derecho subjetivo: el derecho de los pacientes a poner fin a una situación de gran sufrimiento". "La muerte es parte de la vida y de la misma manera que tenemos leyes que amparan vivir de una manera digna, también debemos tener leyes que amparen una forma de morir más humana y más libre", ha argumentado.

Carcedo ha recordado que se trata de "un derecho y no una obligación". Según ha explicado, "una decisión personal, consciente, informada, meditada, mantenida en el tiempo y libre de cualquier presión, ya sea económica, social y familiar".

La ministra ha señalado que la Constitución Española protege el derecho fundamental a la vida en su artículo 15, "pero no a cualquier precio". Según ha explicado, no lo protege a costa de la dignidad de las personas que recoge el artículo 10. "Es precisamente la propia persona la que en ejercicio de su libertad y autonomía, proyectando sus propios valores y creencias, puede decidir cuándo prolongar su vida va más allá de su capacidad de hacer frente al sufrimiento", ha explicado.

"Es necesario despenalizar la ayuda prestada para morir y es necesario legislar para preservar que la decisión es autónoma, libre y justificada por la situación de padecimiento de la persona", ha argumentado.

Carcedo ha avanzado que la futura ley de eutanasia deberá regular el ejercicio de este derecho como una prestación dentro del Sistema Nacional de Salud y para ello "es imprescindible el compromiso y el apoyo de los profesionales que forman parte del sistema".

"Me congratula ver el cada vez creciente apoyo a esta regulación dentro de la profesión médica", ha valorado. También ha repasado los datos que muestran que "regular la eutanasia es también un derecho que desde hace tiempo demanda la ciudadanía". Según datos del CIS de hace 10 años, la legalización de la eutanasia obtenía el apoyo de casi el 60%. "Hoy en día ese apoyo es aún mayor, llegando al 80%, según varios sondeos publicados recientemente", ha destacado.

La ministra ha apuntado que por dos veces se ha tramitado el proyecto de ley de eutanasia en el Parlamento y que la disolución de las Cortes lo ha hecho decaer. "Ello ha supuesto que las esperanzas de la ciudadanía en este tema tan importante también se hayan visto frustradas. Estoy segura de que nuevamente se presentará el proyecto para su tramitación parlamentaria", ha asegurado.

Carcedo ha añadido que con la aprobación de la ley se avanza en la humanización del SNS, que "será garante de la libertad y dignidad de las personas proporcionando las garantías sanitarias necesarias y la seguridad jurídica oportuna".

Junto al avance en la regulación de este nuevo derecho, la ministra también ha apostado por garantizar el derecho y acceso efectivo a los cuidados paliativos. Según ha explicado, "son ya muy importantes" las leyes autonómicas de muerte digna existentes, "pero se debe continuar trabajando para lograr una ley básica estatal que extienda este derecho".

Finalmente, Carcedo ha recordado a aquellas personas para quienes "el Estado llegó tarde". "Espero, deseo y confío en que en esta legislatura podamos llegar a tiempo, con vuestro apoyo y profesionalidad, para quienes demanden su derecho a morir de una manera más humana y más libre", ha concluido.


COMPARTIR:

Cigabuy INT

ChicMe.com INT


 

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 621 invitados conectado

Find us on Facebook
Follow Us