El sorprendente devenir de una Resolución del Debate de la Región

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | “Es verdad lo que me contaban estos días: no te preocupes de las Propuestas de Resolución porque son brindis al sol y muy genéricas, y tampoco de compliques mucho”, afirmó la diputada de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, desde la tribuna este viernes en su intervención en el Debate sobre la Orientación Política General de la Junta de Extremadura. Pocos minutos después, Daniel Hierro, diputado de Podemos, denunció la “falta de utilidad de las Propuestas de Resolución que se hacen, salvo para transmitir a través de los medios de comunicación lo que pensamos los grupos políticos. Esto me parece ridículo y, en privado, a otros diputados también”. Posteriormente, la diputada de Podemos, Irene de Miguel, se sumó a la reflexión de Hierro, y demandó que el nuevo Reglamento aborde la modificación de la segunda parte del Debate sobre la Orientación Política General de la Junta de Extremadura por ser “ineficaz”.

Habían transcurrido dos horas de la sesión plenaria de la tarde del viernes cuando les escuché tales aseveraciones; quedaban casi otras dos de exposición, debate y votación de las Resoluciones. A pesar de compartir en gran parte lo dicho por los diputados referido, lo cierto es que a veces iniciativas presentadas como Propuestas de Impulso o de Resolución acaban siendo muy útiles políticamente.

Entre las Propuestas de Resolución que defendió De Miguel me llamó la atención el devenir de la número quince, que hacía referencia a la “correcta Planificación de la Red de Centros Educativos de Extremadura”. De Miguel demandó a la Junta que a la hora de planificar dicha red, bajos los principios de economía y eficiencia de la gestión de los recursos públicos, tenga en cuenta la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia 2195/2016, que avaló la supresión de una unidad en un colegió que recibió 36 solicitudes de admisión para sus dos aulas concertadas de Infantil 3 años porque “la mengua del número de alumnos en los cursos iniciales es una de las causas que justifican la modificación del concierto en vigor y una reducción de las unidades concertadas”. (La Junta de Andalucía derivó 11 alumnos sobrantes a centros públicos con plazas vacantes).

Decía que me llamó la atención el devenir de dicha Resolución porque la diputada Domínguez, y a la hora de fijar su posición, dijo que no podía estar de acuerdo con ella porque “en un Estado de Derecho como el nuestro, con una división de poderes, el poder ejecutivo no puede instar el cumplimiento y ejecución de una sentencia” (sic).

También me llamo la atención que la diputada Estrella Gordillo, del grupo parlamentario socialista, a la hora de fijar la posición de su grupo sobre tal enmienda, sencillamente ni la señalara. Eso sí, reiteraba la coincidencia programática de su grupo con Podemos.

Atención superior una vez realizada la votación de la citada enmienda porque estaba anunciada la abstención de Ciudadanos (1) y la negativa del PP (28); era previsible el voto en contra del PSOE (30), así como los favorables de los 6 de Podemos. Pero he aquí que en la pantalla vimos: Presentes, 64; Sí, 7; No, 56; Abstenciones, 1. Y escuchamos a la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, proclamar el resultado: “Presentes, 64; votos a favor, 6; votos en contra 56; abstención, 1; y votos delegados, 1. Por 6 votos a favor, 57 en contra y 1 abstención. Queda rechazada la Propuesta”.

Entre el resultado visto en pantalla y el pronunciado por la presidenta Martín tuvimos tiempo de especular sobre el sí añadido a los 6 votos de Podemos. ¿Sería del presidente Vara?, que horas antes había proclamado reiteradas veces ser socialdemócrata- y por aquello de los países escandinavos donde la escuela pública supera el 95%. ¿Sería del portavoz socialista, Valentín García?, que horas antes dijo ante el plenario que “es revolucionario, señoras y señores diputados, que para algunos ciudadanos de Extremadura poder comer tres días se haya convertido en revolucionario”. (Seguramente quiso decir comer tres veces al día). Luego, era posible que en su catálogo de lo revolucionario entrara el asunto de la privada concertada.

Pero no era de ninguno de los dos, ni tampoco de la exconsejera Eva María Pérez, el voto 7. Fue un diputado popular (Asamblea de Extremadura: YouTube 3:56:56), si bien Martín proclamó lo que proclamó.

“Qué mejor compañero de viajes para un gobierno de España, ya que coincidimos tanto en lo programático”, le decía De Miguel a la diputada Gordillo antes de la votación. Pero ya vimos resultado sobre propuesta ideológica, sobre la raíz. Luego, del no te compliques a la utilidad política de las Resoluciones. A su devenir.

 

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 3520 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us