La ética de profesionales de la política

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | Nada más conocerse en febrero de 2013 que el consejo académico de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Düsseldorf invalidó el título de doctor de la ministra de Educación y Ciencia (MEC), Annette Schavan, obtenido hace 33 años por su tesis "Persona y consciencia" al considerar probado que incluyó en el texto "de forma sistemática y premeditada" un trabajo intelectual que no era suyo, la canciller Ángela Merkel compareció junto a la citada ministra y anunció la dimisión de la misma por presunto plagio de su tesis doctoral. Schavan dijo que dimitía, a pesar de haber sido competente durante los últimos siete años en el MEC y diez como titular de ese cargo en el Gobierno del Estado Federado de Baden Württemberg, porque el “cargo no puede sufrir daños”.

Desde el miércoles circula una foto de Juan Parejo Fernández, vicesecretario general de organización y electoral del PP de Extremadura y coordinador general de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Monago, en la que posa realizando el saludo fascista y vistiendo una camiseta en la que sobre la bandera de España parece verse a una especie de Hitler caminando al paso de la oca. “En la vida uno tiene aciertos y errores. Como cualquier ser humano. Y más con 14 o 15 años”, manifestó Parejo por twitter. “Toda la familia del PP de Extremadura está con él porque con esas explicaciones el PP cree que fue sincero, claro y contundente. Le manipularon con 15 años”, dijo la portavoz Francisca Rosa.

La interpretación de la ética profesional en la clase política española es muy sui géneris con respecto a otros lares. Ni tan siquiera llevan al terreno de sombras de dudas lo que para los ciudadanos son evidencias suficientes para dimitir o ser cesado. A mediados de 1995 Juan Carlos Rodríguez Ibarra fue investido presidente de la Junta por cuarta legislatura consecutiva, era cuando dice Rosa que “manipulaban” a Parejo. En 2012 se creó el nuevo municipio de Guadiana del Caudillo por decreto 23F de Monago, y un año antes Parejo estuvo en la concentración ante las puertas de Presidencia reclamándole al presidente Fernández Vara que decretara tal denominación. Se la negó porque “la denominación propuesta por el municipio a segregar constituye, en sí misma, una vulneración de lo previsto en los artículos 1 y 15.1 de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”. Entonces Parejo tenía casi 31 años y estaba en la concentración con César Díez Solís, Fernando Manzano…

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 1282 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us