Instituto Integral Kiros Mérida / 924 047 524 / C. Holguín, 3 Bajo D

Servicios - EMPRESAS made in extremeño

Instituto Integral Kiros Mérida

C/ Holguín, Nº 3, Bajo-D
06800 Mérida
Tlfnos: 924 047 524 – 636 037 074
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

 

Próximos Cursos:

 

AGOSTO

Quiromasaje deportivo

Quiromasaje superior

Quinesologia aplicada


 

La historia moderna de la Reflexología –cuyo origen puede remontarse al antiguo Egipto- comienza con el Doctor William H. Fitzgerald, el descubridor de la terapia zonal. El Doctor Fitzgerald había estudiado en Viena y mientras perteneció al personal del Hospital Central de Otorrinolaringología de Londres.

Sus experiencias fueron exitosas y sentó las bases de una nueva forma de curar.

Sus estudios llamaron la atención del Doctor Joe Shelby Riley en los Estados Unidos, quien se interesó en el tema y lo comentó con Eunice Ingham, miembro de su equipo de terapeutas.

Es así que ésta comenzó a aplicar las teorías y a desarrollar las técnicas de lo que hoy conocemos como Reflexología Podal, a principios de la década de 1930.

La reflexología es una técnica natural que aspira a promover el reestablecimiento del equilibrio energético del organismo.

Esta especialidad terapéutica se basa en tres principios fundamentales:

Hay áreas en los pies y en las manos en las ques está reflejado todo el organismo.

El estado en que se encuentran estas áreas reflejas expresa el grado mayor o menor de desequilibrio en el que se encuentran los órganos o partes del cuerpo allí representados.

El estímulo de estas áreas mediante técnicas manuales determinadas afecta a los órganos y partes del cuerpo que allí se reflejan y facilita su movilización en la búsqueda del equilibrio.

Por lo tanto, la Reflexología es una terapia natural que se basa en el estímulo manual de las áreas reflejas en los pies y en las manos con el objetivo de facilitarle al organismo su proceso de homeostasis.

 

La Osteopatía es una técnica manual creada en 1874 por el Doctor Andrew Taylor Still, quien después de muchas observaciones y trabajos anteriores con numerosos pacientes descubre que el cuerpo actúa como una unidad funcional donde todas las estructuras son interdependientes e interactúan entre sí a través de las cadenas miofasciales que componen nuestro organismo.

Es entonces cuando crea su cuerpo de doctrina en virtud de la cuál la salud del hombre depende de la estructura funcional del cuerpo y que la fuerza vital curativa (autocuración) es la encargada de restablecer la salud.

La Osteopatía, por tanto, es un arte, una ciencia y una técnica para diagnosticar y tratar las disfunciones del cuerpo humano con las manos. No pretende sustituir a la medicina, si no que sirve de prevención y complemento. Podríamos definirla de manera básica y esencial de la siguiente forma: “La Osteopatía consiste en dar movilidad a aquellas estructuras que componen al ser humano, movilidad perdida por diversos factores, ya sean de carácter físico, químico, energético, emocional, etc.”

El osteópata con sus manos y las diversas normalizaciones miofasciales tratará al ser humano en su totalidad, ya que los músculos, fascias, huesos, articulaciones, órganos, vísceras, cráneo, etc. forman una unidad indivisible, siendo necesario tratar el conjunto para una total recuperación de la lesión o enfermedad que le afecte, procurando que todo guarde una correcta relación de contigüidad y movilidad para mantener la funcionalidad y la homeostasis del cuerpo.

El organismo sano posee los elementos necesarios para sobreponerse y luchar contra una enfermedad. Si el individuo consigue mantener su equilibrio y gestiona los diferentes componentes que constituyen su cuerpo, seguirá conservando un estado de salud óptimo. En cambio, si la máquina humana es castigada por perturbaciones internas o externas (medio ambiente, alimentación, traumatismos, caídas…), puede aparecer un desequilibrio y a continuación una patología. La osteopatía ayuda al organismo a recuperar las capacidades de autorreparación.


El Quiromasaje en si y por las referencias que tenemos, podemos decir sin temor a equivocarnos, que su práctica se remonta a varios siglos antes de nuestra era, aunque posiblemente éste se realizara de una forma instintiva, aunque siempre buscando en él sus resultados sedantes y curativos.

Cuando alguna parte de nuestro cuerpo es accidentalmente golpeada, recibe un chorro de calor o es agredida por una corriente de aire frío, nuestras manos se dirigen inconscientemente hacia la parte afectada, siendo su primer impulso el de friccionar la zona dolorida.

Este acto reflejo hace, sin duda, que la molestia disminuya. Nuestras manos son portadoras de un energía que, en este caso, calmará el dolor.

Además de este efecto sedante podemos, también con nuestras manos y mediante caricias, expresar a las personas que nos rodean el amor que sentimos por ellas.

El Quiromasaje es una técnica manual de salud de la que podemos disponer para lograr un bienestar a nivel social en nuestro entorno, introducida en España en 1.934 de la mano de Vicente Lino Ferrándiz, consistente en amasar, estirar, percutir, etc. el tejido blando que rodea nuestro organismo, quitando las restricciones y adherencias del tejido y devolviéndole su elasticidad natural.

Con el quiromasaje actuamos sobre todos nuestros sistemas, ralentizando ó estimulando sus funciones, y conseguimos que la sangre, portadora de todos los nutrientes necesarios para el desarrollo y la defensa de nuestro organismo, llegue a cada rincón de nuestro cuerpo.

 

La Kinesiología Aplicada es una técnica de diagnóstico muy precoz en la que creamos un lenguaje con el cuerpo del paciente con el cual determinamos si el origen del problema pertenece al campo químico, estructural, emocional, energetico, etc a traves de unos test de facil ejecución y entendimiento.

La Kinesiología fue desarrollada en los años setenta por George Goodhearth, un médico quiropráctico americano. Desde entonces su expansión y desarrollo han sido enormes. Goodhearth descubrió que todo músculo ofrece una respuesta débil cuando el sistema que debe alimentarlo (nervioso, sanguíneo, linfático, energético) se encuentra bloqueado o se halla sometido a estrés. A partir de aquí realizó una asociación entre unos tests musculares y los meridianos de acupuntura y también con puntos reflejos neurolinfáticos.

En la actualidad, la kinesiología permite detectar con bastante precisión el origen de un trastorno, ya sea de tipo físico, energético o emocional.
A través de la investigación del kinesiólogo, el propio cuerpo responde a los interrogantes acerca de qué terapia o método de salu es la más adecuada para ese paciente en ese momento.

Según la kinesiología esto se debe a que las células funcionan como unos chips cargados de memorias con diferentes informaciones relativas al campo químico, a la relación entre hemisferios cerebrales, al estado de la columna y de las cadenas musculares, a la circulación de la energía de los meridianos, al campo emocional…, es decir, a las diferentes áreas que conviven en estrecha interrelación en la globalidad del individuo.

 

 

 


COMPARTIR:

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 347 invitados conectado

Find us on Facebook
Follow Us