Ring ring ring los teléfonos de citas médica de la Junta de Extremadura están saturados

Opinión - Editorial

www.nosolomerida.es | ¿Necesitas ir al médico, una cita con el especialista? No cejes en el empeño, hay personas que no lo han conseguido en un año.

Lo más normal del mundo actual es la comunicación rápida, eficaz e inmediata. Quieres hablar con una persona en la otra parte del mundo y ahí están todos los medios: Teléfono, internet, redes sociales… y hasta una carta tradicional posiblemente llegue al destino antes que una trabajadora telefonista dedicada a dar citas para una consulta médica te atienda.

Si eres aficionado a la radio y tienes un programa nacional preferido y algún día quieres hablar telefónicamente con el locutor de moda habrás escuchado las bromas sobre lo difícil que es hablar con tu ídolo radiofónico. Pues lo mismo de felices se ponen las personas que a diario llaman al teléfono de citas de la Salud Pública de Extremadura. Si hubiera que pagar seguro que no perdían ni una, sirva como ejemplo pasar la ITV se puede hacer por internet y llegas con las tasas pagadas. Pero la Sanidad Pública cada día va peor, con PSOE o con PP qué más da.

Seguramente los políticos de turno han visto en tener pocos trabajadores en estas tareas hace que las listas de espera nunca ofrezcan la realidad de lo que son. “Los desempleados que están haciendo un curso, sin cobrar absolutamente nada, los sacaba de las listas de parados un político muy inteligente de la región”. Así, las cifras de las listas del paro si son malas con los datos que ofrecen si conociéramos la verdad serían para morirse de pena, y vergüenza.

“Sra. Sr. vaya usted a reclamaciones y ponga una denuncia, no puedo hacer nada más, he estado todas las horas de mi trabajo conectado a un auricular y micrófono telefónico buscando las horas adecuadas para las personas que han sido capaces de que le levante el teléfono”. Así te lo indican muy amablemente los trabajadores cuando después de la hora hasta la que se permite dar citas por alguna casualidad hablas con ellos.

Si no hay los suficientes trabajadores para atender las llamadas telefónicas quedan miles de personas sin atender todos los días. De esta forma las listas de espera y la falta de profesionales no son tan alarmantes como si todo funcionara al día.  Pero si esto no es de pena ya nos vamos a otro ejemplo mucho más preocupante en la Sanidad Extremeña:

“Llevo más de un año llamando para que me den una cita en Planificación Familiar” ¿No me digas? Dame tus datos que la semana que viene la tienes. Aunque esas frases anteriores parezcan sacadas de una novela de influencias no es así. La realidad supera siempre a la ficción y es verídico. ¿Por qué no me contestan a las llamadas? Preguntaba cierta persona a otra en una reunión de amigos. Pues sencillamente porque no lo atendemos hasta que no hay posibilidad de dar citas reales. No te canses en llamar, dame tus datos y la próxima semana ya tendrás día y hora para ser atendida. Y la siguiente semana ya tenía la planificación familiar en sus manos. Nada funciona mejor que tener alguna persona que pueda hacer esas gestiones saltándose el teléfono de citas médicas de la Sanidad en Extremadura.

Pero no solo es en la Sanidad, también ocurre en Asuntos Sociales. Hace pocos días lo pude vivir en vivo y el más cruel directo. A una persona desahuciada que le dieron un número de teléfono para que llamara si quería informarse de la actualidad de su expediente de solicitud de una vivienda social no lo “levantaron” ni una sola vez de las decenas de veces que llamamos varias personas durante casi dos semanas. Sí, así funcionan los teléfonos de atención de la Junta de Extremadura para muchas de las cuestiones más espinosas que pasan en nuestra querida región. Pero si eso es grave, aún fue peor la respuesta que le dio una trabajadora social a la persona que preguntó que por qué no le contestaban las llamadas al teléfono que le habían facilitado para las consultas: “No pienses nada raro, a nosotras tampoco nos responde”.  Y hasta aquí puedo contar, porque como saben a los acompañantes nos han prohibido ver y escuchar la realidad de lo que acontece entre los ciudadanos y la Administración de Extremadura, que está
para solucionar los problemas a las personas. Que estamos en tal régimen que es preferible que el trato y las acciones no sean narradas, pues puede que alguna persona tenga que dormir en la calle y algún medio de comunicación “vaya y lo casque”.  Socialistas buscando el silencio informativo. Verlo para no creerlo.

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 642 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us