El PP ante los vestigios

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | El Partido Popular en Extremadura está dejando constancia nítida de que tiene un serio problema con los escudos, placas, objetos y menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la Guerra de España de 1936 y de la represión de la Dictadura.

Al cinismo de reprobar en la Asamblea de Extremadura a su diputado autonómico Juan Antonio Morales y, a la vez, mantenerlo en dicho cargo, se suma el papelón desempeñado este miércoles, día 18, en la Comisión de Cultura, y el marco del debate de la propuesta de pronunciamiento que presentó el Grupo Parlamentario Socialista instando al Gobierno de España, y particularmente a la Confederación Hidrográfica del Guadiana y al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a que se señalice y se coloque, junto al Canal de Montijo, frente a los restos de los barracones, dentro del terreno de dominio público del camino del Canal, titularidad de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, una placa o monolito que dignifique la memoria de los casi 1.500 ciudadanos, muchos de ellos extremeños, que trabajaron en la Colonia Penitenciaria que se implantó en ese lugar, dándole a ese tramo la denominación “Canal de Montijo-Canal de los Presos”.

“Manifestamos nuestro acuerdo en la propuesta, pero nuestra posición va a ser la abstención, en el sentido de que no entendemos la necesidad de incorporar ese cambio de topónimo de Canal de Montijo por Canal de los Presos”, fue lo que argumentó la diputada popular y exconsejera de Educación, Trinidad Nogales. Tanta sensibilidad nos recuerda aquella escena del sofá en la que el popular Carlos Floriano preguntó a Cospedal: "¿No crees, María Dolores, que nos ha faltado darle un poco de piel a cada cifra?

Canal de Montijo-Canal de los Presos, vestigio que les irrita. Pero ningún sarpullido habrán notado en su piel por la placa que recoge: "FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE. JEFE DEL ESTADO ESPAÑOL, al visitar la zona regable de Montijo en el mes de mayo de 1951, inauguró la primera fase de construcción de este pueblo que se denomina GUADIANA DEL CAUDILLO, como modesta ofrenda a sus constantes entusiasmos en pro de la labor colonizadora".

A tres meses de cumplir 65 años de instalado ese vestigio franquista en la fachada de dicho Ayuntamiento, apareció rota. Apenas tres meses después estaba colocada y protegida con cristal y cámara de vigilancia. La reposición de la placa de exaltación personal a Franco al visitar la zona regable de Montijo, era reconocida y premiada meses después por la Fundación Francisco Franco.

Sin aquellos presos no habría cultivos de arroz, maíz, tomates, pimientos, etcétera, en el margen derecho de las vegas bajas del Guadiana. Sin ellos sería imposible porque 26.000 hectáreas no pasarían a ser de regadío. Participaron en la construcción del canal de 70 kilómetros que lo haría posible: el Canal de Montijo (conocido en la zona como “Canal Principal”). El régimen los llamaba colonias militarizadas para intentar edulcorar el trabajo forzado que realizaban aquellos presos políticos.

77 años han pasado desde aquellos trabajos. Ningún vestigio suyo a lo largo de los 70 kilómetros del canal. Mientras los populares siguen “sin darle piel” cuando de vestigios de la Guerra de España de 1936 y de la represión de la Dictadura se trata, el Grupo Parlamentario Socialista junto con el de Podemos votaron sí a “Canal de Montijo-Canal de los Presos”. Votaron si a Memoria, Justicia y Reparación. Votaron sí a vestigios decentes.

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 328 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us