Podemos acaricia la casta con sus acciones

Opinión - Editorial

www.nosolomerida.es | Hay muchas personas que antes ocupaban viviendas, asaltaban televisiones, hacían escraches y multitud de cuestiones más para demandar la igualdad entre las personas. Igualdad de oportunidades, igualdad de condiciones, igualdad, igualdad, igualdad… pensaban que habían descubierto lo desconocido. Tal vez muchos porque no habían salido del patio de su casa. Es cierto que la desigualdad existe desde que el tiempo es tiempo, imagino. Es cierto que hay personas que gracias a estos movimientos ha reaccionado con presteza y han colmado con votos sus propuestas e intentan conseguir el cielo con sus programas electorales. Siempre se ha dicho que “del dicho al hecho hay mucho trecho”, y ¡anda qué si lo hay!. Hay tanta diferencia como entre ay, hay y ahí, que aunque muchos lo utilizan sin distinguir la diferencia es tan evidente que duele cuándo se cambian.

Analizar la situación de Podemos, PP, Ciudadanos, Psoe y el resto para ponerse de acuerdo y votar una propuesta para gobernar este país parece que no va a ser posible. Intereses de sillones, vicepresidencias, controles televisivos y otra serie de intereses que todos conocemos ya, hasta la saciedad. Pero la cuestión que traigo a colación es otra, mucho más cercana:

Antes de nada debo agradecer a Fernando González, concejal de Mérida Participa en el Ayuntamiento de Mérida, el haberme permitido realizarle una serie de preguntas, sin cita concertada. Terminaba de tomarse un café y se marchaba, le pregunté si le importaba responder a una serie de cuestiones y, como siempre, muy amable, aceptó sin poner pegas ni dudas. Y ahí vamos.

Hoy se ha celebrado la primera reunión entre representantes municipales y autonómicos de formalización del Consejo de Capitalidad, que trae recolgando la Ley del Estatuto de Capitalidad de Mérida. Sus respuestas han sido muy claras (pueden escucharlas y verlas en el video que acompaña esta editorial). Lo que ya no me ha resultado tan claro son sus convicciones, que en cualquier militante de otro partido serían las normales que marca el civismo obligado por las leyes.

Se da el caso que el Ayuntamiento de Mérida tiene desde hace unos meses concejales no Adscritos. Sí. los que Ciudadanos expulsó por no saber tomar las riendas de un asunto que comenzó con la firma de casi todos los militantes de la ciudad para que uno no fuera quien llevara las riendas y sin embargo el partido de Rivera no supo atajar como se espera de una formación política que opta a gobernar España. Pero en Extremadura eran inmaduros, incluso la diputada regional hizo un “pilato”, se lavó las manos.  Y el Consejo de Capitalidad les ha dejado fuera de ese consejo representativo y sin poder conocer qué se cuece en ese asunto. Además, están fuera de diferentes Comisiones municipales, pero no pasa nada. Desde que vimos reunirse a Vara con Jaén en una jaima todo ha cambiado tanto, tanto, que ya nada es igual.

Cosas de siempre, con los nuevo al frente, o al lado, que toman decisiones de lo más normal. Si la Secretaria del Ayuntamiento ha puesto sobre la mesa lo que hay que hacer todos tienen que realizar lo que dicen las reglas, las leyes, los estatutos, los reglamentos… Pero ver a los podemistas con tal tranquilidad defendiendo los acuerdos y pactos no nos hace contemplar el espíritu del 15M.  Todos somos civilizados, borreguizados, y hacemos lo que los políticos consensuan y les llaman Leyes. No se os ocurra ir contra las leyes, que los que no somos maleantes de guante blanco ya sabemos lo que cuesta. Sanciones económicas y sombras a gastos pago.

Pero si lo de los concejales no Adscritos es problema de dichos concejales, con sus fuerzas lo defiendan, lo del alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, con la salida de pasarse el acuerdo del Pleno emeritense de no solicitar la UME, pero sí todos los recursos posibles y que el dinero pueda pagar, le provocó tal ira a Osuna que pocas horas después “maldijo” a los que no habían apoyado la propuesta del PSOE, que había llegado desde la Junta de Vara, la están presentando en otros municipios –imagino que gobernado por ínclitos del presidente o del partido-. Osuna se presentó como el único baluarte del Ayuntamiento en la lucha contra el camalote, como si la UME fuera la única solución posible. Pero eso es otra cuestión, lo verdaderamente importante para este artículo es que Fernando González no entiende cómo se puede estar en contra con una decisión del Pleno. Hay que exigir que la constitución se cumpla “viviendas y trabajo para todos”, lo que me llama la atención es que, como ya dije anteriormente, tal asom
bro se produzca en, algunas, personas que están a las puertas de los juzgados por incumplir las leyes.

Fernando González Rendo, concejal de Mérida Participa en el Ayuntamiento de Mérida, nos cuenta lo que han tratado hoy el en el Consejo de Capitalidad; de la participación de los concejales no Adscritos, en el Consejo y en Comisiones; la Ume, incluida la decisión del alcalde de no hacer caso a la decisión del Pleno.

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 496 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us