La mala follá de Rajoy

Opinión - Península Histérica

www.nosolomerida.es | OPINIÓN | PENÏNSULA HISTÉRICA | Vergüenza me da compararme al genial (y añorado) Chumy Cúmez, pero… "yo antes no creía en nada. Ahora ni siquiera eso"; y mira que lo siento por el envalentonado Rajoy, pero su pliego de descargo contra las regalías barcenianas no hará variar ni una sola de mis convicciones. Su insulso discurso no resistiría el más elemental comentario de texto, ni pasaría el filtro del más rudimentario detector de mentiras: la querencia del presidente por faltar a la verdad y a la palabra dada es congénita, y no iba a ser ahora que se juega el pellejo cuando se sincerara con una nación que, según los últimos sondeos, se muere de ganas por desahuciarle de la Moncloa. Rajoy mintió alegremente en los pasajes más significativos de su inconsistente defensa y ya solo queda aguardar que pasen los días para retirarle definitivamente el beneficio de la duda. De momento, lo que el mandamás popular descalificó como documentos apócrifos, o sea, los papeles de Bárcenas, le señalan como el mayor beneficiado por los bastardos emolumentos, lo cual no es moco de pavo. Rajoy lleva años acostándose en una navaja de afeitar —esa atrevida costumbre dadaísta— y corre el riesgo de terminar igual que las putas de Whitechapel, que sufrieron la mala follá de que sus destinos se cruzaran con Jack el Destripador. El inefable Mariano ha fiado su porvenir a una célebre sentencia de Marcelo Truzzi —"afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias"—, sin caer en la cuenta de que las evidencias juegan en su contra. A lo peor, lo que su señoría ve, con sobredosis de retórica, como "la sombra de la sombra de un indicio manipulado", es la veraz fotocopia de un cuaderno amenazadoramente real; ese cuaderno pepero en el que 'negro' se escribía con 'b' y dos más dos eran cinco… y se llevaban una.

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 4296 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us