Víctimas del terrorismo, hablar de las víctimas y no de los terroristas

Opinión - Cartas

Parece como si fuera lo más importante que existe, el que un grupo se presente a unas elecciones o no. Por parte de algunos medios de comunicación están más pendiente de lo que dice un grupo terrorista o sus afines que del bienestar de las víctimas del terrorismo. También existen colectivos deseando ser los primeros en salir en la prensa para esto o para lo otro y, en estos casos, lo que impera es la prudencia.

Únicamente hemos de dejar actuar a los tribunales que, ellos sabrán lo que han de hacer, eso si, pero que lo hagan con el rigor judicial del Estado de Derecho actualmente en vigor. La Constitución recoge y consagra ese estado de Derecho, que fue aprobado por la gran mayoría de los españoles, después se regulan y aprueban leyes y normas por los representantes libremente elegidos,

estas leyes obligan incluso a los tribunales de justicia, por tanto, es a lo que se tienen que atener los juzgadores, que para ello acatan y prometen la Constitución sin más miramientos hacia ninguna parte.

En cuanto a esa izquierda abertzale, tendrá que someterse a la Constitución Española y, por ende, a los tribunales de justicia,  y la Primera dice:

-Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las Leyes….

-Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la Ley como expresión de la voluntad popular.

-La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la Ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social.

-Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral,….

-Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad….

-Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar….

-Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia….

La Justicia, los políticos y los ciudadanos debemos saber y tomar las decisiones que a cada uno le compete, sobre todo cuando se deriven de la restricción de derechos como:

Mientras no exista convivencia democrática porque unos pistoleros tienen amedrentado a una parte de la sociedad, esos no se pueden presentar a dirigir instituciones democráticas.  Mientras no se asegure el imperio de la Ley …. Mientras no se garantice la dignidad de la persona, y personas son las víctimas del terrorismo, y otros derechos que le son inviolables, …. Mientras el derecho a la vida a la integridad física y moral no sea respetado por grupos  terroristas y sus afines,…. Mientras la libertad y seguridad de las personas no sea respetada por grupos terroristas o sus afines,…. El derecho al honor de las personas asesinadas, el derecho a la intimidad personal de las personas que necesitan llevar escolta, no esté asegurado porque ese grupo terrorista o sus afines no acatan la Constitución, …. Mientras todos los ciudadanos vascos y españoles residentes en el País Vasco no puedan elegir libremente su residencia por miedo a sufrir daños en propia vida, la de sus familiares o en su integridad física….

Mientras estos derechos aquí señalados,  recogidos y amparados  en la Constitución no se puedan desarrollar libremente en el País Vasco, por culpa de esa banda terrorista o sus afines que los amparen, estos no podrán presentarse a dirigir instituciones democráticas.

Las Víctimas del terrorismo, no porque lo digan las propias víctimas, si no porque está recogido en las Leyes de un Estado Democrático y de Derecho, deben ser resarcidas en todos los ámbitos y, entre ellos, está en que los culpables de esos delitos sean juzgados  con todos los requisitos legales, y si son considerados culpables de los atroces y abominables crímenes que cometieron, han de cumplir sus sentencias.

Se puede ser beneplácito con el entorno radical en el País Vasco y con aquellos no considerados culpables o autores de delitos de asesinato o lesiones. Siempre y cuando se den las circunstancias que todos conocemos:

-Pidan perdón a las víctimas por las miles de vidas rotas y por todos los daños causados, - condenen sus propios asesinatos, - rechacen la violencia de esa organización terrorista, - que haya entrega real y efectiva de armas, explosivos y zulos.

Creemos  que los políticos, aunque queda mucho por hacer, han hecho su trabajo, a partir de este momento y teniendo en cuenta la trayectoria de esos grupos en anteriores ocasiones y las pequeñas luces que se han dado en este momento,  son los Tribunales quienes se deben pronunciar . La sociedad tendrá que acatar las resoluciones que de ellos se dicten, independientemente, de que se puedan recurrir.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 230 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us