Los alimentos frescos, variados y de proximidad marcaron el consumo de los hogares en 2019, según Planas

España

www.nosolomerida.es | El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha presentado los datos del Informe de Consumo Alimentario en España 2019, que desde hace 30 años permite disponer de una información anual completa sobre los alimentos y bebidas que se consumen dentro y fuera del hogar, y cuáles son los hábitos y tendencias de consumo de los españoles.

En base a los datos del informe , el ministro ha destacado que los españoles muestran su preferencia por los alimentos frescos, que reflejan "la diversidad productiva de la agricultura, ganadería y pesquerías de nuestro país" y que son la base de la Dieta Mediterránea.

Según ha indicado, la alimentación nos dice mucho sobre la evolución del perfil de nuestra sociedad y nuestra cultura. Son fruto del esfuerzo de productores, industria y distribución, que forman una cadena básica e importante, lo que se ha demostrado, sobre todo, durante el confinamiento en el que ha estado asegurado el abastecimiento de los alimentos.

Además de una visión global, este año el informe profundiza en el análisis sociodemográfico, donde se analizan los factores con mayor influencia en la evolución del consumo, así como información más completa sobre los alimentos y bebidas que han consumido los españoles en 2019. Asimismo, el ministro ha presentado los datos del consumo de alimentos en los hogares durante la crisis del COVID-19, a través del seguimiento semanal que de manera excepcional ha realizado el Ministerio a través del Panel de consumo en este periodo.

Ha detallado que el gasto total de los españoles en alimentación alcanzó los 105.465,2 millones de euros, con un incremento del 2,3% respecto a 2018, manteniendo la tendencia creciente de los últimos años. Del gasto total, 69.503,13 millones de euros corresponden al consumo doméstico (65,9%) y 35.962,07 millones al consumo realizado fuera del hogar (34,1%).

En volumen, el consumo total alcanzó 33.303,08 millones de kg o litros, cifra muy similar a la registrada el año pasado (33.464,38 M. kg/l). De esta cantidad, un 86,1% se realizó en los hogares y un 13,9% fuera del hogar.

Estas cantidades suponen que cada español gastó en 2019 una media de 2.567,17 euros en alimentación, para un consumo medio per cápita situado en 758,19 kilos-litros de alimentos y bebidas.

Consumo en los hogares españoles


En relación con el consumo en los hogares españoles, Planas ha apuntado que el gasto en alimentación ascendió en 2019 a 69.503,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,4% respecto al año anterior. Este incremento del gasto se debe a la subida registrada en el precio medio de los alimentos (1,8%), ya que el volumen total adquirido registró un ligero descenso del 0,4%.

El consumo per cápita dentro del hogar supuso una cantidad media de 621,67 kg/l. Las frutas son los alimentos que suponen un mayor volumen de consumo por persona y año (90,9 kg), seguido de las verduras, patatas y hortalizas (84,6 kg.) y leche (69,3 kg.)

En este ámbito, los productos frescos representan una parte importante del consumo doméstico, con un 43,1% del gasto total y un 39,8% del volumen. El consumo de este tipo de alimentos denota cierta estabilidad, con ligeros incrementos con respecto a 2018, tanto en valor (+1,9%) como en volumen (+0,1%). El resto de alimentación registra un alza del 1,1% en valor, aunque pierde un 0,7% en volumen.

Las frutas, hortalizas y patatas frescas, junto con la leche y derivados lácteos, suponen el 44,4% de los kilos consumidos. En valor, se gasta el 20,6% en total carne y el 12,9% en el total de pescados. Estos dos grupos representan el 33,5% del presupuesto en alimentación del hogar.

Según el ministro, "el consumidor se cuida y cuida su alimentación" y está dispuesto a pagar más por productos de mayor valor añadido, a reducir los productos con alcohol y a gastar más en aceite de oliva virgen extra o leche entera.

Ha subrayado que los españoles muestran una clara tendencia hacia el consumo de productos naturales y de calidad, así como una mayor preocupación por la reducción del consumo de proteínas.

Respecto al consumo por tipo de hogar, los hogares formados por parejas con hijos son los que concentran mayor proporción de consumo en relación a su peso en la población, junto con las parejas adultas sin hijos. Los jubilados, que son el 23,2% de los hogares, representan el 23% del consumo. Mientras, los hogares de jóvenes, además de ser los menos numerosos, consumen también menos en casa.

Por su parte, las comunidades autónomas con mayor consumo per cápita en el hogar son Baleares, Cataluña, Canarias, Galicia, Castilla y León y la Comunidad Valenciana, todas por encima de la media nacional. Por valor, el gasto per cápita más alto se produce en el País Vasco, Cataluña y Baleares.

En relación con los establecimientos de venta, el supermercado es el canal preferido por los consumidores para realizar sus compras, representando el 48,2% de las compras de productos de alimentación. Dentro de este canal, la alimentación fresca tiene un ligero crecimiento, con una evolución del 1,5%, mientras que el resto de alimentos pierde el 0,7% del volumen con respecto al año anterior.

En segundo lugar con el 15,4% del volumen total de compras se consolidan las tiendas descuento, aunque en 2019 acusan una pérdida del 3,6% del volumen con respecto al año anterior. Las tiendas tradicionales, tienen un peso del 13,8% sobre el total de las compras, pero pierden un 3,5% del volumen de compra con respecto al mismo periodo del año anterior. No obstante, en alimentación fresca se incrementa el protagonismo de la tienda tradicional (29,9%). Por su parte, el comercio electrónico muestra un importante crecimiento, tanto en alimentación fresca como en el resto (+18% en total).

La alimentación fuera del hogar


Durante el año 2019, el gasto en alimentos y bebidas fuera del hogar ascendió a 35.962,07 millones de euros, lo que equivale a 4.633,70 millones de kg-litros y cerca de 16.718,59 millones de consumiciones en términos generales. En volumen apenas se modifica con respecto al año anterior (-0,1%), pero sí tiene un impacto económico para el sector del 4,1%, debido al incremento del 4,2% del precio medio con respecto al año anterior.

Cada persona consume fuera del hogar 136,62 kg-litros de productos de alimentación. El gasto per cápita de media fuera del hogar fue de 1.060,29 euros, de los que un 60,6% se destinaron a alimentos y un 39,4% a bebidas.

Destaca la buena evolución en general de bebidas frías, como sidra, cerveza y agua, mientras que bebidas como vinos o bebidas espirituosas pierden intensidad de consumo durante el año 2019. Mientras, se intensifica el consumo de algunas bebidas calientes, como café y leche, pero no las infusiones.

Por productos, los más consumidos han sido: frutas y hortalizas (27,3%), carne (14,9%) y pan (11,6%). Los pescados y mariscos mantienen una proporción en volumen del 9,5% y la bollería tendría una cuota del 5,7% sobre el total del volumen.

El consumo fuera de casa se realiza directamente en el establecimiento en el 74,1% de las ocasiones, tanto en comidas y cenas, que son los momentos del día donde más crece el consumo.

Tendencias del consumo alimentario


En términos generales, gran parte del consumo se sigue concentrando en las comidas principales y el desayuno (77,8% de las ocasiones totales), aunque el desayuno registra un descenso en las ocasiones de consumo dentro del hogar (-0,4%). Aumentan los desayunos salados mientras que decrecen los dulces (1,7% y -0,1% respectivamente).

Se percibe un cambio hacia la simplificación del menú de comidas y cenas, donde crecen los platos únicos (0,5%) frente a menús más complejos o completos, especialmente en la cena. Esta simplificación no significa que se cocine menos, ya que los platos de receta crecen un 2,5%, así como platos para compartir (+7,7% ocasiones).

En cuanto al método de preparación, se consolida la tendencia hacia métodos de cocinado rápidos y saludables: plancha, sin cocinar/frio o los hervidos, son las formas de preparación que guardan mejor la esencia y las propiedades de los alimentos.

Evolución del consumo durante la pandemia


Planas ha avanzado los principales datos sobre las compras de alimentación de los españoles durante el periodo de confinamiento para hacer frente a la crisis sanitaria de la COVID-19. "La pandemia nos ha proporcionado la ocasión para redescubrir el valor de los alimentos, tanto desde el punto de vista de la salud como de la gastronomía", según Planas. Este periodo también ha demostrado la importancia del sector agroalimentario español y de toda la cadena alimentaria, que ha realizado "un enorme esfuerzo para garantizar el suministro alimentario en todo momento".

Planas ha puntualizado que, ante la imposibilidad de consumir fuera de casa, se ha producido un mayor consumo doméstico en relación con el año anterior. Por eso, hay categorías de alimentos que se han comprado más que el año pasado para consumir en el hogar, aunque esto no quiere decir que se compense el consumo que antes se realizaba fuera de casa.

Con datos agregados del consumo de las 13 semanas (del 9 de marzo hasta el 7 de junio), el consumo en el hogar ha crecido un 24,5%, lo que supone 1.635 millones de kilos más de alimentos y bebidas que en el mismo periodo del año pasado. El gasto ha sido un 28,4% superior, al situarse en 4.586 millones de euros más, debido a un aumento del precio medio del 3%.

El incremento de las compras para el hogar fue especialmente intenso durante las semanas previas a la declaración del estado de alarma, debido al acopio de alimentos que realizaron muchos hogares. A medida que fue avanzado el estado de alarma, el aumento de las compras respecto a las mismas semanas del año anterior ha sido sostenido, pero más moderado. Y conforme las diferentes comunidades autónomas fueron avanzando en las distintas fases de desescalada, ese diferencial se reduce.

Según el tipo de alimentos, el incremento se ha dado de manera más o menos homogénea tanto en alimentación fresca y no fresca. Aunque en las primeras semanas hubo acopio de productos de almacenamiento, posteriormente las cestas de la compra se han normalizado.

En este periodo han crecido las compras de productos de fondo de despensa (harinas y sémolas, arroz, legumbres, patatas, aceites o conservas), productos base para la elaboración de platos caseros y alimentos para la elaboración de repostería.

También se ha incrementado el consumo de productos que antes se realizaban fuera del hogar, como aperitivos, cervezas, bebidas espirituosas o vino. Planas ha aclarado que esto no significa que los españoles bebamos más, puesto que el crecimiento no compensa la pérdida de consumo en hostelería.

El ministro ha calificado de "un logro colectivo" la respuesta dada por los ciudadanos a la llamada al consumo de productos que habían sufrido especialmente el cierre de la hostelería, como el ovino y caprino o el pescado fresco.

Todos los canales de compra han visto incrementadas sus ventas. Durante estos días, los españoles han mostrado su preferencia por los supermercados, con casi la mitad de los kg/l comprados y del gasto realizado. La tienda tradicional ha sido el segundo lugar más elegido, con un 15,2% de cuota y creciendo casi un 30%. Y notable ha sido el crecimiento de las ventas por Internet, con un incremento del 92% en volumen y un 114,5% en valor.


COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 983 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us