Cayetana: “La crispación no la causan nuestras palabras, sino los hechos de su Gobierno y deberían rectificar, empezando con la dimisión del ministro Marlaska”

España

www.nosolomerida.es | La portavoz del GPP, Cayetana Álvarez de Toledo, ha preguntado a la Vicepresidenta, ¿cuál es la siguiente institución que va a estar sujeta a la acción degradante del Gobierno? Por ir preparándonos.

Señora Calvo, progresistas se hacen llamar. Involución es lo que traen. Del Estado democrático. Y con él, de la paz política y social.

Hablemos de la crispación. Este es su mecanismo, mire. El Gobierno nombra Fiscal General del Estado a una ministra reprobada, célebre por su intimidad con el chantaje y su odio al PP. Nosotros lo denunciamos. Ustedes nos acusan de crispar.

Lanzan a la Abogacía General contra la juez que investiga una pandemia que ha costado 43.000 vidas, según el INE. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Usan a la Guardia Civil para combatir la desafección al Gobierno y equiparan verdad con fuentes oficiales. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Colocan a una asesora de Moncloa al frente de la CNMC. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Hipertrofian el Ejecutivo y jibarizan el Legislativo. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Llaman corrupta a la Justicia. Presionan al Supremo. Reclaman indultos para los golpistas. Acosan a la juez que les investiga. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Pactan la derogación de la reforma laboral con un partido que justifica el asesinato político. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Anuncian una nueva Mesa de cesiones con los que atentaron contra el Estado democrático. Y dicen que lo volverían a hacer. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Admiten, en un vídeo cristalino, que conocían el enorme riesgo de acudir al 8-M. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Nos llaman fascistas. Es decir, criminales, tiránicos, asesinos. Lo denunciamos. Nos acusan de crispar.

Y lo último, de momento: Cesan a un coronel de la Guardia Civil por negarse a cometer un delito. Luego mienten. Aquí, en el Senado, en Moncloa. Lo denunciamos. Y nos acusan de crispar.

La acusación de crispar, señora Calvo, es una vieja tradición socialista. La inició el presidente González para tapar los escándalos de Filesa, Roldán y los GAL. La actualizó Zapatero cuando sus pactos con ETA, el Estatuto inconstitucional y la debacle económica. Y ahora ustedes la reeditan. Nos quieren sumisos y silentes.

No son nuestras palabras las que causan la crispación. Son sus hechos. Y por tanto son ustedes los que habrán de rectificar para devolver el sosiego a la Nación. Y esa rectificación empieza con una dimisión.

Señor Marlaska: ¿Qué hace usted todavía en el banco azul? ¿Por qué no ha dimitido? ¿Y cómo es posible que el presidente Sánchez no lo haya cesado? Márchese. Ni el tatuaje en su muñeca ni el título de su autobiografía dicen la verdad. Usted da pena y miedo


COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 818 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us