Calviño asegura que la salida de la crisis será en "V" asimétrica y sitúa el inicio de la recuperación en la segunda mitad de 2020

España

www.nosolomerida.es | Prevé una contracción del PIB del 9,2% en 2020, con una recuperación del 6,8% en 2021, en línea con el resto de países de nuestro entorno

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España, Nadia Calviño, anunció hoy que la previsión del Gobierno es que “el inicio de la recuperación comenzará en la segunda mitad de 2020”, liderada por la demanda interna, ante el progresivo levantamiento de las medidas de contención.

En su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso de los Diputados, Calviño señaló que la estimación del Ejecutivo es que “el impacto macroeconómico del Covid-19 tendrá forma de ‘V’ asimétrica: una caída muy intensa de la actividad económica, que se refleja en una pendiente negativa muy pronunciada en este segundo trimestre, con una recuperación más gradual, con una pendiente positiva más suave, durante la segunda mitad del año, hasta alcanzar una fuerte tasa de crecimiento en 2021”.

“Esto se traduce- explicó- en una contracción del PIB del 9,2% en 2020, con una recuperación del 6,8% en 2021”, lo que, a su juicio, son unas cifras “prudentes y que están alineadas con las de los pocos organismos nacionales e internacionales que están publicando previsiones” y  “en línea con lo que va a suceder en el resto de países de nuestro entorno”.

En materia de empleo, a pesar de los impactantes datos de desempleo y afiliación a la Seguridad Social, “estamos empezando a ver una cierta estabilización en el mercado de trabajo". Así, subrayó que si comparamos las actuales circunstancias con lo sucedido en otras crisis anteriores, menos intensas, “el ajuste en el empleo está siendo menor gracias a las medidas de flexibilización y de apoyo al tejido productivo que hemos venido adoptando desde el primer momento”.

En este sentido, la vicepresidenta económica avanzó que la previsión del Gobierno es que el empleo “caiga un 9,7% este año y que el próximo ejercicio se recupere un 5,7%; con lo que la tasa de paro, que se elevará al 19% este ejercicio, bajará hasta el 17,2% en 2021”.

No obstante, advirtió de que “la profundidad de esta caída y la recuperación posterior dependerán enormemente de cuánto tiempo se prolongue la crisis sanitaria y las necesarias medidas de confinamiento y distanciamiento social”.

Impacto de las medidas adoptadas


Calviño remarcó que durante esta crisis el Gobierno ha estado tomando medidas “muy ambiciosas” para “proteger al máximo a los colectivos más vulnerables; garantizar un nivel basal de nuestra actividad económica, y para aliviar las cargas a quienes han visto reducida sustancialmente su facturación o han tenido que cerrar durante este periodo”. En definitiva, para “garantizar que nadie se queda atrás en esta emergencia”.

En total, estimó que el impacto de estas medidas “se eleva hasta casi 139.000 millones de euros, incluyendo tanto los incrementos de gasto público y las reducciones de ingresos, como las medidas de liquidez” y “más de 7 millones de personas se han visto ya protegidas por las decisiones del Gobierno, casi un tercio de la población ocupada”.

Entre las medidas más importantes, destacó la activación de tres tramos de la línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), por un total de 64.500 millones de euros, que están beneficiando, sobre todo, a Pymes y autónomos; las moratorias hipotecarias;  créditos al consumo; protección para la rescisión de contratos; prohibición de desahucios para personas vulnerables; o la prohibición de corte de suministros básicos.

También subrayó la puesta en marcha de ERTEs para las empresas que han cerrado por las medidas de contención de la epidemia sanitaria, de la que se han beneficiado más de “3 millones de trabajadores y unas 530.000 empresas”. “Nuestro país, por fin, ha contado con un instrumento de flexibilidad interna de las empresas que puede evitar en el futuro que los ajustes sean siempre por el lado más débil, el de los jóvenes y el de los trabajadores con contrato temporal”, añadió.

La vicepresidenta económica se refirió también al importante impacto presupuestario que van a tener estas medidas y así apuntó que “2020 se cerrará con un nivel de déficit del 10,34% y una ratio de deuda pública sobre PIB del 115,5%”, un incremento que también tendrá lugar en el resto de países y en línea con el planteamiento que está haciendo la Comisión Europea.

“Es fundamental gastar ahora, que hace falta para frenar la pandemia y proteger la economía y la sociedad, y hacer los esfuerzos para volver a la imprescindible estabilidad presupuestaria después, cuando hayamos superado esta crítica situación”, dijo.

Por último, Calviño señaló que esta crisis entraña “una oportunidad para avanzar en agendas que eran urgentes antes y que ahora son inaplazables y que nos muestran el camino de salida, no sólo hacia una sociedad más moderna, justa e inclusiva, sino también hacia una recuperación más fuerte y sostenible”, concluyó.


COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 738 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us