Presentan el estudio "Mujeres mayores de 65 años víctimas de violencia de género"

España

www.nosolomerida.es | El 40% de las mujeres encuestadas ha sufrido violencia durante más de 40 años y el 27%, entre 20 y 30 años. El 70% de los hijos e hijas de las entrevistadas han presenciado agresiones, y tres de cada diez también fueron víctimas de agresiones, insultos, menosprecios e intimidaciones.

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, dependiente de Vicepresidencia del Gobierno, Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, ha presentado los resultados de un estudio sobre mujeres mayores de 65 años víctimas de violencia de género que revela que el 40% ha sufrido violencia durante más de 40 años y el 27%, entre 20 y 30 años. El estudio se ha realizado en cumplimiento de las medidas establecidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Los resultados se han obtenido a partir de una encuesta realizada a 245 víctimas de violencia de género usuarias del Servicio Atenpro y ha sido realizado por Cruz Roja Española con el apoyo de la Universidad Carlos III de Madrid. El objetivo es evaluar los factores que determinan su especial vulnerabilidad con el fin de diseñar medidas y actuaciones que contribuyan a la detección de los casos y faciliten el acceso de las víctimas a recursos especializados.

Según las conclusiones del estudio, las mujeres mayores experimentan discriminación de género en mayor medida que las mujeres jóvenes, y discriminación por edad en mayor medida que los hombres mayores. Esta doble discriminación está en la base de la invisibilidad de la violencia de género contra las mujeres mayores.

Violencia sufrida


El 40% de las víctimas ha sufrido violencia durante más de 40 años y el 27%, entre 20 y 30 años. Cabe destacar, además, que el 56% de las mujeres encuestadas afirma haber mantenido relaciones sexuales contra su voluntad por miedo al maltratador y seis de cada diez han sufrido violencia económica. El maltratador, según refleja este apartado, les impedía tomar decisiones relacionadas con la economía familiar, el 55% de las mujeres no recibían dinero para los gastos del hogar, el 41% dijo que él se apropiaba de su dinero, el 34 % de las mujeres aseguran que no les dejaban trabajar o estudiar fuera del hogar y un 31% se apropiaba de sus bienes.

El 98% de las mujeres siente miedo y ocho de cada diez manifestaron que el maltratador las ignoraba y las trataba con indiferencia y aplicaba mecanismos de control y aislamiento.

Por otro lado, el estudio también refleja que el 70% de los hijos e hijas de las entrevistadas han presenciado agresiones, y tres de cada diez también fueron víctimas de agresiones, insultos, menosprecios e intimidaciones.

En cuanto a las razones por las que las mujeres entrevistadas refieren haber permanecido en la relación de pareja con el maltratador son diversas: el 35% admitieron haber tenido miedo a que las mataran, tres de cada diez indican que este tipo de violencia era aceptado por la sociedad en aquellos momentos, y el 13% señala que no se admitían denuncias por este motivo. Un 32% manifiesta que lo hizo por sus hijos e hijas. Asimismo, el estudio refleja que un 20% no le había revelado a nadie de su entorno la violencia que sufrían.

Caben mencionar además que el 46% de las mujeres entrevistadas estima que el riesgo de que su expareja cometa una nueva agresión contra ellas es alto o muy alto, el 28% señala un riesgo moderado y el 26% lo considera bajo o muy bajo.

Por último, el análisis cuantitativo y cualitativo subraya que no se puede establecer un perfil de maltratador que responda a niveles sociodemográficos o económicos.

Características de la muestra


El 98% de las mujeres mayores que participan en el estudio tiene nacionalidad española, la mayoría con un nivel de estudios medio-bajo y viven en entornos rurales. El 60% de las entrevistadas residen en una ciudad pequeña, municipio rural o aldea aislada; el 27% en una ciudad mediana o en un entorno periurbano y el 13%, en una ciudad de más de 500.000 habitantes. Asimismo, de las 245 entrevistadas, el 52% están divorciadas y el 27%, separadas.

El estudio también refleja que un 39% de las entrevistadas considera que su estado de salud es regular, mientras que el 31% lo define como malo o muy malo. Esta percepción acerca de su salud supera en 5 puntos porcentuales a la media de la población general femenina de su misma edad. En cuanto a su estado anímico, siete de cada diez sienten tristeza y ansiedad o angustia.


COMPARTIR:

Cigabuy INT

ChicMe.com INT


 

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 1380 invitados conectado

Find us on Facebook
Follow Us