Poner fin al paseíllo

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | Arranca el paseíllo con la foto de José Antonio Monago celebrando el resultado de las elecciones autonómicas de 22 de mayo de 2011. Un Monago eufórico, superior, elevado por el hombro de Juan Parejo y empujado hacia arriba por Hernández Carrón, dispuesto para ser sacado a hombros por las plazas de los pueblos de Extremadura. Para tal fin, el equipo Redondo y mensaje transversal sobre “creer en las personas más que en los partidos y más en las ideas que en las ideologías”.

Durante cuatro años el equipo se ha empleado a fondo. Si faltaba colorido, una mano de pintura o cambiaban el mobiliario. Si déficit musical, contrataban tres palmeros. Y cada día, como un martillo pilón, el recadito televisivo de “así son las cosas y así se las hemos contado”.

Terminada la legislatura, constatamos la cruda realidad. Extremadura 2015 tiene menos población absoluta, menos población activa y más parados (de 114.800 a 151.700) que cuando Monago inició el paseíllo a mediados de 2011.

Pasemos del incalificable “los viajes a Canarias me los pago yo”, del infausto “2 Sures”, del estrambótico rapPP, del singular “Monago 68” y del helicóptero es mío. Pasemos también de esa placa que le puso al Caudillo por su decreto 23f2012. Pasemos, porque la realidad poblacional y de desempleo debe acabar con cualquier devaneo nuestro.

No es tiempo de ficción para quienes aspiran a dirigir la maltrecha economía extremeña, que heredarán el 25M. Poner fin al paseíllo, es cosa del pueblo extremeño.

 

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 1920 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us