Monago utiliza el “largoplazismo” como idea y es incapaz de entenderlo

LA VOZ REGIONALISTA

www.nosolomerida.es | La Voz Regionalista | Ángel Ávila | Han pasado los años de bonanza, es evidente. La sociedad española y la extremeña en particular sufrirán durante muchos años la crisis que el capital ha generado, para sus buenos y pingues beneficios, que todo hay que decirlo. En unos momentos de crisis que se acentúan los multimillonarios por un extremo y se enlatan los pobres en cantidades infrahumanas por el otro. Se ataca una y otra vez la dignidad de la persona. Se lleva a los tribunales a los ciudadanos que luchan por conseguir un poco de ese “pan dignificado” que son sus derechos. La sociedad está acorralada. Los gobernantes buscan leyes para coartar la lucha, manifestaciones-concentraciones, el atrincheramiento, vivienda-comida-energía, o sencillamente ser el peón de la guerra, trabajo-dignidad.

Toda esta argamasa con la incompetencia diaria de quienes nos gobiernan. Las incontables mentiras que tenemos que soportar constantemente. Los delincuentes que nos han y están gobernando que se han jinchado de robar el dinero de todos. Esos que tienen los dineros para pagar a los mejores abogados y conseguir que las causas prescriban. A esos políticos que nombran a su antojo  y destituyen a su beneficio causal jueces y fiscales.  Robos, robos y muchos robos, demasiado dinero y las inversiones, A, B y cuanto han querido. Continúan negando lo evidente y funcionando como si no hubiera pasado nada. Siguen clamando a pleno pulmón, con la boca llena de dinero de todos, que son los campeones de la anticorrupción.

Mientras Monago no se entera. Cuando vivía en Canarias, se inauguraba la oficina comercial-embajada o como le quiera llamar a ese edificio, Palacio de la Junta en Lisboa, Portugal. Que el término palacio le ha gustado a nuestro presidente.  Decía, mientras viajaba y vivía o lo que sea que él quiera contar, se inauguraba un edificio para las relaciones institucionales, habría que buscar otro término pues hasta que no nos independicemos un país solo puede tener una embajada en otro país y aún seguimos perteneciendo a España, tampoco consulado porque no reunimos las características para las mismas.  Por lo tanto dejemos que era un edificio oficial de la Junta de Extremadura con el país que más cuestiones nos unen, en el pasado, presente y esperamos que en el futuro. Monago bendijo o por lo menos lo consideró acertado. Al parecer el PSOE no supo rentabilizarlo y Monago, como el que tiene un olivar y no sabe qué hacer con las aceitunas que brotan todos los años y le agobia pagar sin tener ni idea que podría sacar beneficio recogiéndolas, manufacturándolas y vendiéndolas, e incluso convirtiéndolas en aceite o que se yo la cantidad de delicatessen que se hacen con las aceitunas.  El caso que nuestro Presidente es incapaz de sacar rendimiento a un edificio que está en la población más importante del país más cercano y que más turistas nos puede traer, empresarios que han pensado siempre en nuestra región, que han instalado o negociado con nuestros antepasados, contemporáneos y esperemos que descendientes. Hay que ser torpe y cortoplacista, término que Monago utiliza con su antónimo.  

Un edificio de las características que ha vendido el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, debería haber sido el punto de promoción más importante de nuestra comunidad. Allí deberían haberse presentado todos los años nuestras fiestas. Con gran número de participantes o con poca afluencia de público. Fiestas de Interés Turísticos Regionales, Nacionales e Internacionales. Tenemos fiestas populares para cansar, Disfrutamos de tal  cantidad de eventos festivos para agotar. Espacios únicos que cualquiera de ellos merece una muestra. Gastronomía para hacer jornadas monotemáticas cada semana. Cultura a rebosar: Folclore, Teatro, Música, Artesanos, Pintores, Creativos… Industrias que salen constantemente a exposiciones para enseñar sus productos.

Un edificio que debería haber tenido una actividad sociocultural-industrial-turística… constantemente. Un lugar que no solo cuenta con la prensa de Portugal, en Lisboa están todos los corresponsales de medios importantes de España y del resto del mundo.

Un espacio que en manos de unos buenos gestores se habría convertido en el lugar de referencia extremeño. Espacio que unos malos gestores venderían.

Un espacio que deberíamos tener en todas las grandes capitales, como mínimo de Europa. Buscamos horizontes, penetración de mercado. Hacen falta lugares para promocionar Extremadura y todo cuanto en ella existe y se construye, lo que no necesitamos son políticos nefastos que miran el dedo incapaces de ver lo que se les intenta enseñar.

Con José Antonio Monago las industrias vitivinícolas u oleicas actuales no existirían, las habría vendido. Pues el trabajo, dedicación y tiempo que hace falta para rentabilizar sus productos habría sido por desconocimiento e incapacidad fulminadas por este gobernante, que utiliza el “largoplazismo” como idea y es incapaz de entenderlo.

 

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 959 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us