Teatrillo con la enseñanza concertada, también

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | Entre los doce puntos que, a modo de propuesta para la rectificación y giro a la izquierda de la política en Extremadura, presentó Izquierda Unida al Partido Popular el 17 de junio de 2011 se encontraba: “Congelación de los Conciertos Educativos con la Red Concertada, priorizando la Enseñanza Pública”. Era conocido como el noveno mandamiento.

Días después, 4 de julio, el candidato del partido popular a Presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, en el debate de Investidura enumeró muchas iniciativas a desarrollar con el objetivo que en Extremadura podamos “disfrutar de una educación pública y gratuita por la que debemos seguir trabajando y garantizando el acceso a todos los extremeños, con independencia del lugar en el que residan”. Y que su gobierno promovería que “en cuatro años todos los centros sostenidos con fondos públicos tengan un programa bilingüe mediante un plan integral”.

Seguidamente el Doe de 25 de enero de 2012 publicaba la Ley de Presupuestos Generales de Extremadura (PGEX) para 2012 que había sido aprobada con 32 votos favorables de los diputados populares, 30 en contra de los socialistas-regionalistas y tres abstenciones de los diputados de IU. En concepto de transferencias corrientes a empresas privadas, programas 222 A, B y C (Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional y Educación Especial) recogía la cuantía de 61.675.481 euros para las 1.469 unidades concertadas. Como quiera que los Presupuestos Generales de Extremadura para 2011en conceptos semejantes y para 1.471 unidades concertadas había presupuestado 82.676.651 euros, cabía interpretar que Monago cumplía en exceso el noveno mandamiento de IU porque recortaba 21.001.177 euros la dotación económica para la enseñanza concertada en dichos programas en sus primeros presupuestos. Los tres diputados de IU, que con su abstención propiciaron que los PGEX para 2012 fueran al Doe, suponemos que estarían eufóricos porque Monago recortaba el 25% de conciertos en un solo año y, de seguir así, pensarían que en tres años más eliminaría los 77 centros concertados.

Pero su gozo en un pozo que diría un castizo, porque en marzo 2012 llegó la primera modificación presupuestaria, en julio la segunda, en agosto la tercera…Eso sí, entre tanto, conocíamos las denuncias del diputado izquierdista Víctor Casco: “Es bochornoso que se pretenda quitar 270.000 euros de los centros de Secundaria para pagar parte del salario a los docentes de la concertada. Que los paguen quienes les contratan". Llegaron al Doe los PGEX para 2013 (y modificaciones presupuestarias del mismo tenor en noviembre) y los PGEX para 2014 (y modificaciones en noviembre y recientísimas) con los mismos votos a favor, en contra y abstenciones que hubo en los PGEX para 2012.

“El quita y pon” sobre las cuantías para la enseñanza concertada de nuevo ante la tramitación de los PGEX para 2015. Este jueves, 4 diciembre, en la Comisión de Hacienda y Presupuestos, Pedro Escobar ha presentado cuatro enmiendas con el objetivo de reducir en 23,4 millones las cantidades para los centros concertados. La respuesta en la misma Comisión por parte de la diputada popular Virginia Alberdi (“No sé si sería un poco peligroso para los conciertos educativos, o estas enmiendas son únicamente una serie de enmiendas ideológicas, porque si se aprueba este tipo de enmiendas ideológicas de 23,4 millones de euros, dándole la baja a conciertos educativos, yo creo que el grupo Izquierda Unida tendrá que empezar a explicar a partir del día 8 de enero, a esos conciertos, que el 70% del profesorado se va a ir a la calle, porque la verdad es que es un poco complicado y, a mí sinceramente, me preocupan esas cuatro enmiendas. No sé si ha sido un error o si realmente es lo que ustedes pretenden (entre risas), o no lo sé. Yo la valoración que le hago es ésta, de todas formas, este grupo parlamentario seguiremos en el diálogo”) nos lleva al mismo escenario que en los PGEX anteriores.

Todo indica que asistimos a un teatrillo sobre la enseñanza concertada en el que unos políticos hacen de polis malos y otros políticos hacen de polis buenos para un supuesto beneficio de ambos y perjuicio de todos los demás. Del “ni por activa ni por pasiva” al continuo paripé.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 134 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us