¡Extremadura bien vale una agenda!

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | El pasado 7 de noviembre el presidente José Antonio Monago dijo que sabía que iba a pasar esto, que le avisaron de que esto podía pasar. ¡Y tanto!, que diría un castizo. Este viernes el director del diario Público.es, José María Crespo, dijo en “Más vale tarde” de la Sexta TV que la información que tenían sobre los 32 vuelos (16 viajes) a Tenerife intentó contrastarla con Monago y sus servicios, y que tiene el fax en el que le comunican en dos líneas que “los desplazamientos del Sr. Monago son los inherentes al desempeño de su cargo”. Luego aquello que dice sobre que “estaba atrapado en una tormenta” bien parece que la misma ni procede de desiertos lejanos ni de montañas remotas, y que la conspiración que alude reiteradas veces no es tal sino la resultante propia “de aquellos polvos le vienen estos lodos”.

 

Sabíamos que Monago estaba obligado a certificar que los 16 viajes a Tenerife que cargó al Senado eran de trabajo, pues había dicho que sus viajes privados los pagaba de su bolsillo. También supimos la forma diferente de abordar asunto similar por parte del diputado popular Carlos Muñoz Obón, que dimitió el pasado lunes por haber cargado al Congreso los viajes privados que realizó de forma regular a Tenerife. Muñoz no se anduvo por las ramas: reconoció la privacidad de los mismos y manifestó que no los pagaría. El PP aragonés dio por finiquitado el asunto. Sin embargo, Monago para sustanciar lo suyo ha mostrado este viernes supuestas pruebas sobre reuniones de trabajo, que dice tuvo en Tenerife con el senador popular Antonio Alarcó, en los días en cuestión sobre el sector del tabaco, que participó en campañas de promoción turística de Tenerife que ha exportado a Extremadura, reuniones con anónimos saharauis o para analizar la presencia de las Fuerzas Armadas en Canarias y Extremadura y que formalizó cinco preguntas sobre una activista deportada allí. El PP extremeño quiere finiquitar el asunto sin comparecer Monago en la Asamblea y, a la vez, exige a la oposición que pida perdón de rodillas.

Monago quiere demostrar que no mintió sobre su agenda de aquellos días en Tenerife. Agenda de esa época que dice Monago que ha conseguido rescatar gracias a que su equipo no ha dormido durante 5 días (equipo pagado con dinero privado, suponemos). Agenda más o menos apretada que dirán unos; creada a marchas forzadas que dirán otros.

De fondo Extremadura y la gran cuestión: Los ciudadanos extremeños se merecen un gobierno que no les mienta. Un gobierno que les diga siempre la verdad.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 255 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us