Ataque a la libertad de expresión en Alburquerque

Opinión - Cartas

El acoso al que está siendo sometido el corresponsal del Periódico Hoy en Alburquerque  por atreverse a acoger en sus crónicas las opiniones de la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Alburquerque que denuncia la conversión del Castillo de Luna en hospedería, es una clara muestra del déficit democrático en nuestra región. Es intolerable que un ciudadano que pretende ejercer sus derechos profesionales y cívicos de libertad de expresión y rigor informativo, sufra los abusos de poder que denuncia en un artículo publicado hoy en el diario regional.

Este hecho pone en evidencia una vez más la gran asignatura pendiente en Extremadura: garantizar los derechos de los ciudadanos que ampara la Constitución. El desprecio del máximo cargo público de Alburquerque hacia la libertad de opinión que ejemplifica el caso del periodista represaliado, no se puede consentir un día más. Lo más preocupante es que esta práctica autoritaria parece haberse institucionalizado a lo largo y ancho de nuestra comunidad autónoma.

No podemos vivir, en democracia, bajo la coacción, la amenaza y las agresiones a nuestra dignidad personal. Cuando se ataca la libertad de expresión de un periodista se ataca, también, nuestro derecho a la información veraz y objetiva. No podemos aspirar a convertirnos en una sociedad moderna y desarrollada si todavía arrastramos la lacra de prácticas caciquiles propias de otras épocas.

COMPARTIR:

Cigabuy INT

ChicMe.com INT


 

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 462 invitados conectado

Find us on Facebook
Follow Us