En la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales

Opinión - Cartas

Me invitó la Decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales a participar en las Jornadas de Debate Electoral con los candidatos a la Presidencia de la Junta de Extremadura. Un honor y una responsabilidad. Un recibimiento muy cordial y, al ruedo, con los estudiantes, cara a cara.

Resumiendo, hablé de las propuestas esenciales de UPYD. La necesidad de una reforma de la ley electoral, de una Ley de Transparencia real y no el simulacro que el gobierno ha presentado en el Congreso, de la devolución al Estado de las competencias de Educación, Sanidad y Servicios Sociales-Ley de Dependencia, asunto que consideramos fundamental para preservar la igualdad de todos los españoles vivan donde vivan y que los recortes no se lleven por delante nuestro Estado de Bienestar. Expuse, también, mi parecer sobre la necesaria reconversión del entramado administrativo en Extremadura y su carga de fundaciones, consorcios, patronatos, etc. Mencioné que UPYD es partidaria de desmantelar las empresas públicas y derivados que absorben ingentes recursos del presupuesto sin una fiscalización seria de sus cuentas y actividades. Hay que liberar a la sociedad civil extremeña y su tejido productivo del obsesivo control y tutela que el poder político ejerce sobre ellos. Tenemos que apostar por el talento de nuestros emprendedores, nuestras pymes y autónomos y que sean ellos quienes creen empleo sin trabas ni obstáculos desde la administración. Por último, compartí con los presentes mi diagnóstico sobre la baja calidad de la democracia que padecemos en Extremadura.

Como suele pasar, el turno de preguntas fue lo más interesante. Reconforta comprobar que nuestros estudiantes universitarios saben lo que está en juego en el actual momento histórico y muchos de ellos manifiestan una informada preocupación por los asuntos políticos y económicos que afectan a nuestro país y a nuestra región. Preguntas sobre política energética tras el desastre nuclear de Japón, política educativa, de infraestructuras, el Estatuto de Autonomía, la refinería Balboa (UPYD no está a favor), sobre alternativas a las empresas públicas, el problema del empleo, nuestro modelo productivo, políticas de género y seguro que me dejo algún tema más en el tintero.

Por una parte, este tipo de encuentros te dejan con el buen sabor de boca de verificar el buen nivel formativo de los asistentes que hemos de contribuir a fortalecer e impulsar. Y, por otra, la desazón que produce comprobar que muchos de ellos manifiestan no confiar en las posibilidades de la economía extremeña para desarrollar aquí un proyecto de vida o de emprendimiento empresarial. Es como si hubieran tirado la toalla antes de intentarlo. De ahí la urgencia de una política de choque para evitar la masiva fuga de cerebros que se avecina. Ahora, más que nunca, es necesario establecer una jerarquía de prioridades que no intente repetir modelos agotados ligados al ladrillo, eliminar de raíz el despilfarro clientelar y reducir la burocracia que pone palos en las ruedas de los proyectos emprendedores. Hay que adelgazar sustancialmente el aparato administrativo paralelo lleno de duplicidades y que se comporta como central de gasto fagocitando recursos que deberían ir encaminados a facilitar la inversión, incentivos fiscales y financiación. El partido que ha gobernado la región durante casi treinta años y  el principal partido de la oposición se han comprometido a dilapidar los fondos de los que no disponen en lujos como la Refinería, la Reforma del Estatuto y se ponen de acuerdo en institucionalizar la ilegalidad especulativa (Valdecañas). Sin embargo, no son capaces de activar un paquete de medidas urgentes para poner freno al éxodo masivo de nuestros universitarios. Más vale tarde que nunca.

COMPARTIR:

Cigabuy INT

ChicMe.com INT


 

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 448 invitados conectado

Find us on Facebook
Follow Us