El PP ante el duque y “el Caudillo”

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | El pasado 8 de febrero fue retirada la placa de los duques de Palma de la Rambla de la ciudad por acuerdo unánime de los grupos políticos de la ciudad a la vista del derrotero judicial que adquiría el “caso Noos”. Dijeron que la gota que colmó el vaso fue la burla de Iñaki Urdangarin a su título cuando firmó un correo electrónico enviado al secretario de las infantas, Carlos García Revenga, como “el Duque em Palma do”.

El próximo lunes hará un año que el presidente José Antonio Monago descubrió la placa que dice: “El día 23 de febrero de 2012, Guadiana del Caudillo se constituye como municipio independiente del Ayuntamiento de Badajoz…”. Ese día, el secretario general de los socialistas de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, señaló: “La conversión en municipio de Guadiana del Caudillo ha sido realizada sin haber cumplido el precepto necesario y previo de ajustar el nombre del mismo a la Ley de Memoria Histórica”. Unos días después, el editorial del periódico Extremadura, ”Guadiana consulta sin ley”, denunciaba lo siguiente: “Los vecinos de la localidad de Guadiana se disponen a vivir hoy una jornada disparatada: una consulta para decidir si se mantiene o no “del Caudillo” al nombre del municipio. El alcalde del PP pretende de este modo dar una pátina de legalidad democrática (sic) a lo que no es más que una manera de saltarse a la torera la ley de la Memoria Histórica, que obliga a la desaparición de los lugares públicos de nombres, instituciones y símbolos que enaltezcan a quienes se alzaron contra la legalidad y sembraron la división, el dolor y la muerte entre los españoles. La Junta tiene responsabilidad en este asunto porque no debió dejar que las cosas llegaran hasta aquí”.

El mismo partido que no tiene reparos en admitir que cambia de posición porque el duque ha manifestado públicamente una conducta poco ejemplar y una falta de consideración hacia el título y el nombre de la ciudad, aprobó vía decreto del presidente Monago (DOE, 23F de 2012) la creación de un nuevo municipio con la denominación de un criminal. Faltan al respeto a las víctimas e incumplen las leyes emanadas de las Cortes Generales. Unos ciudadanos se preguntan: ¿a quién aplauden? y ¿por qué?, otros responden en cautivos del bipartidismo: “¿Hay algo más desamparado desde el punto de vista electoral que los ciudadanos de centro-derecha y derecha de este país? Ocurra lo que ocurra, solo tienen una opción: votar al PP”. Aún así, no deberían haber llegado a la corrupción moral del “sí al Caudillo”. Bastante tenemos con las otras corrupciones

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 1453 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us