¿Dimitirá Mercedes Carmona si se demuestra que miente o desconoce los entresijos del contrato a Mª Cristina Retortillo?

Opinión - Editorial

www.nosolomerida.es | María Cristina Retortillo firmó para comenzar a trabajar en el Ayuntamiento de Mërida, el mismo día lo anularon porque había sido un error y todo esto ha traído que le paralicen una Ayuda concedida por el Ministerio.

Una nueva polémica generada por la concejal de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Mérida, Mercedes Carmona, pone en evidencia su labor en el equipo de gobierno de Osuna.

Carmona ha conseguido unir a la oposición cada vez que se han convocado pruebas o contrataciones en el ayuntamiento.  ¿Qué pasó en los últimos exámenes? la concejal de Recursos Humanos ha defendido a capa y espada a los funcionarios que participaron en el tribunal, pero es evidente que muchos de los que buscaban un puesto de trabajo han contado que aquello fue una vergüenza “se hablaba y se usaba el móvil” es algo que han explicado personas que salían de algunas pruebas celebradas en el IFEME.  Nosolomerida.es ha tenido contactos con algunas personas que lo han contado, dos de ellos a pocos minutos de finalizar la prueba. Pero el temor a represalias y cerrarse las puertas para poder trabajar en el ayuntamiento en el futuro ha conseguido que ninguno denuncie lo ocurrido. Aunque como defiende Carmona, este equipo de gobierno no ha tomado represalias “jamás”. Imaginamos que son ciertas estas palabras de Mercedes Carmona,  pero lo mismo algún día contamos que este equipo de gobierno comandado por Osuna no es ecuánime, durante estos más de dos años de mandato hay muchas evidencias que lo demuestran.

 

Esa falta de ecuanimidad y la forma de gobernar este ayuntamiento ha generado una situación que una persona normal y sin “acolísmo” político se ha visto maltratada por una gobernante municipal que no ha dado, una vez más, la talla política que de ella se esperaba.

María Cristina Retortillo es una mujer que como muchas otras ha entrado en un bucle por la crisis a la que nos han llevado las políticas de las últimas legislaturas, o como dicen los expertos: "el capital quiere pobres para que trabajen por la miseria que se está cobrando con las nuevas fórmulas de contratación laboral".


La historia de Cristina, como la llaman la mayoría de las personas que la conocen, es muy sencilla:


Presentó en su día y forma todos los documentos que le exigieron en el Ayuntamiento de Mérida

El Ayuntamiento la llama por teléfono, hasta en dos ocasiones, para que vaya a firmar un contrato pues comenzará a trabajar en breves fechas.

Cristina firma unos documentos y le dicen que le informarán del día y horario en el que se deberá incorporar.

Hay un revuelo en el ayuntamiento con Policías Locales presentes. Se resuelve el revuelo y sólo se quedan las personas que iban a ser contratadas y los agentes se marchan.

Firma del Contrato, Cristina piensa que era un documento que le obligaba a la confidencialidad que se les exige con este tipo de contratos además de todos los datos personales y estado familiar.

Llaman a Cristina para comunicarle que su contratación ha sido un error y por lo tanto ya no trabajará.

Cristina registra en el Registro del Ayuntamiento un documento para que le expliquen lo ocurrido. Sólo lo conoce el Ayuntamiento y Cristina.

Cristina vuelve a registrar otro documento pidiendo aclaraciones sobre lo ocurrido. Sólo lo conoce el Ayuntamiento y ella.

El Ayuntamiento da la callada por respuesta.

El marido de Cristina se entera que unas Ayudas concedidas a Cristina se la han paralizado porque el Ayuntamiento le ha realizado un Alta y Baja en la Seguridad Social.

Cristina se informa en la Seguridad Social y le comunican que por el Alta y Baja que ha realizado el Ayuntamiento de Mérida la Ayuda que le había concedido el Ministerio se la han paralizado.


Cristina registra otro documento y hace pública la situación que está viviendo con el Ayuntamiento de Mérida: “Ante la situación que me tocó vivir sólo solicité por escritos registrado que me explicaran y enseñaran las listas originales para ver si de verdad había sido un error o un cambio de última hora originado por otras cuestiones.  Pero claro, lo que era una cuestión privada entre el Ayuntamiento y yo se ha convertido en una historia que encima me perjudica doblemente al no poder recibir una ayuda concedida y es entonces cuándo pensé que si no me daban respuestas debería iniciar una lucha”.

Una vez vivida todas esas situaciones y sin recibir explicaciones de Mercedes Carmona ni de ninguna otra persona del Ayuntamiento de Mérida, Cristina comenzó a reunirse con los partidos de la oposición: PP, IU, PODEMOS, CIUDADANOS (como ella explica, aunque todos sabemos que Cs perdió su representación por la expulsión de sus dos concejales por ese partido). Es normal que la oposición haga bandera de algo tan flagrante y teniendo a una mujer que sin simbología política pública está decidida a llevar hasta donde haga falta la defensa de sus intereses.  

María Cristina Retortillo “he empezado una lucha contra Goliat pero con la verdad iré hasta el final. Yo no miento, los papeles que tengo lo acreditan y si tengo que ir a juicio para que la Seguridad Social enseñe que el Ayuntamiento de Mérida realizó, cuando yo firmé un documento, un Alta y una Baja el mismo día, con lo cual demostraré que todo lo que cuento es verdad”.

Mercedes Carmona debería haberse interesado por lo ocurrido, llamar a la mujer que por alguna circunstancia ha perjudicado hasta en dos ocasiones: Contratarla para trabajar y decirle el mismo día que había sido un error y que el Ayuntamiento de Mérida por alguna razón inició el Alta de una nueva trabajadora y dio la Baja en la Seguridad Social el mismo día. ¿Por qué la Seguridad Social realiza el Alta y Baja de una trabajadora que ha firmado un documento con el Ayuntamiento para comenzar a trabajar y luego le comunican que ha sido un error? Demasiadas casualidades y evidentemente la cadena de errores ha perjudicado sin lugar a dudas a Cristina.

Carmona se encuentra en una encrucijada, ha afirmado a nosolomerida.es que el Ayuntamiento no ha realizado ningún contrato a Cristina y si es así ¿por qué la Seguridad Social le ha dado de Alta en el Ayuntamiento? ¿Quién tiene poder para que la Seguridad Social realice un Alta a una persona en nombre del Ayuntamiento?  Esa persona tiene que tener nombre y apellidos y la delegada de Recursos Humanos debe consultar y manifestar públicamente los errores cometidos y si tiene vergüenza torera-política debe abandonar la vida política y marcharse a su casa que allí no tiene problemas si se equivoca o desconoce lo que hace su equipo.

Mercedes Carmona ha pretendido envolver el problema de Cristina en una trama política y esa equivocación la ha llevado a llamar mentirosa a una ciudadana que está luchando por sus derechos y en vez de reunirse con ella la ha llamado mentirosa y moldeable a los intereses del PP.

María Cristina está sufriendo las consecuencias por armarse de valor y luchar con todas sus energías en defender sus derechos contra toda una organización que de momento no ha reconocido ni  ofrecido, ¿que si ha cometido un gravísimo error?, ponerse a disposición de una ciudadana para solucionarle los males que le están causando.

 

COMPARTIR:

Find us on Facebook
Follow Us